Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Pechuga de pollo a la miel mostaza

Después de hacer esta receta varias veces, puedo decir que se ha convertido en una de mis favoritas de pechuga de pollo. Es sencilla, rápida y puedes sorprender a tus invitados/pareja porque tiene un sabor diferente. Y además con ella le quitamos la fama de que la pechuga, es seca.

Cuando empece a comer más sano y mejor empece a buscar recetas e innovar con lo básico para no acabar cansándome de la típica comida a la plancha, que para mi no era una opción de “dieta” ya que al final, la mandas a la porra. 

Meternos en si esta receta es sana o no, depende de la persona que la tome. ¿Por qué? Fácil, un vegetariano/vegano no la tomaría…al igual que una persona que hace dietas milagro que tienen prohibidos X ingredientes.

Si, lleva miel y por ello te aconsejo comprarla de buena calidad, con ello me refiero a una miel casera. En mi caso la compre en un “pages” o lo que es lo mismo en huertos o agricultores.

Además también depende de la regularidad con que uses las cosas, yo soy de esas personas que no toma azúcar ni echa azúcar a ninguna bebida en su vida diaria, por lo que un poco de miel una vez a la semana, para esta receta, no lo considero insano.

Fabrica de Antojos - Pechuga de pollo a la miel mostaza

En este caso acompañe el plato de unas patatas fritas hechas SIN ACEITE.

Pechugas de pollo a la miel mostaza

Receta : Fancy Girl

Ingredientes

  • sal
  • 3 cucharadas de miel
  • 3 cucharadas de mostaza dijon
  • 2 pechugas de pollo, sin piel
  • 3 cucharadas de vinagre de arroz

Preparación

  1. En un cuenco pequeño, ponemos la miel, la mostaza y el vinagre. Con una cuchara mezclamos bien hasta que todo haya quedado integrado. Reservamos.
  2. Salamos las pechugas y en una sartén a fuego medio/alto, las marcamos. Solo tienen que hacerse por fuera, cuando veas que se pone toda la parte de fuera blanca, estarán listas.
  3. Ponemos las pechugas en una bandeja de cristal. Echamos por encima de cada una, dos cucharadas del aderezo, que queden bien “mojadas”. Giramos y repetimos el proceso.
  4. Metemos al horno. Pasados 10 minutos, giramos las pechugas y con una cuchara, cogemos aderezo de la bandeja de cristal y echamos por encima de las pechugas. También podemos agregar más del que ha sobrado.
  5. En unos 20 minutos están listas, aunque eso depende ya de cada persona, si te gustan más o menos hechas.

Notas

  • No es necesario usar toda la salsa, en mi caso me sobro y lo que hice fue guardarla en la nevera bien tapada para otra ocasión.
  • Su sabor es muy peculiar, ya que tiene un toque de dulzor, pero eso le hace aun más especial ya que no es a lo que se esta acostumbrado.

Recetas relacionadas

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Control AntiSpam * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.